Zidane: Dos años y 8 títulos después

El galo, en versión DT, ha devuelto el respeto a un vestidor lastimado que, ante la crítica, siguió ganando títulos.

Actualizado el 4 de enero de 2018
Por Carolina Padrón
ESPN Digital

El día que se retiró Zinedine Zidane con la camiseta del Real Madrid el presidente del club Florentino Pérez, dijo que quería ser recordado como el hombre que había fichado a Zizou. Pero el francés, realmente, nunca se fue. Siguió vinculado al equipo y unos 7 años después asumió la asistencia del técnico Carlo Ancelotti. De hecho, una conversación de por aquellas fechas de Jose Mourinho con el periodista inglés Rob Beasley, publicada en la biografía de Mou “Up Close and Personal”, afirmaba que incluso antes de la llegada de Rafa Benitez la opción de dar el salto para el ex dorsal 5 rondaba la cabeza del presi.

Pero ya sabemos la historia y que le pudo el temor de que no funcionara. Total, sólo acumulaba una experiencia como DT, a cargo del Castilla. Dos años y ocho títulos después le salen las cuentas al francés. Y si, quizá estas no incluyan un estilo marcado, envidiable o definido. Es más, ni siquiera me atrevería a hablar de un fútbol impecable y mucho menos excelso, salvo momentos oportunos y fácilmente destacables. Vamos, que el Madrid no ha jugado siempre como en la Supercopa de España 2017.

Lo que si puede poner en negritas en su currículo es la gestión de vestuario. Y no de cualquier vestuario, sino del equipo más popular y ganador del mundo. Zidane ha salido a cada conferencia de prensa a hacer lo que muchos no –y no puedo evitar acordarme de Mou: defender a sus jugadores. Ha puesto el pecho a las balas incluso con quienes han querido criticar lo evidentemente criticable, como la falta de gol de Benzema y Bale, o los constantes balones perdidos por el mediocampo más brillante y talentoso de Europa en la actualidad.

Si, el conjunto merengue de los récords no impresiona con su juego y tuvo un último trimestre del año titubeante, que ocupó más líneas en la prensa mundial que haber ganado el Mundialito. Uno que por cierto tampoco conquistó siendo todopoderoso. Lo que no se puede discutir es que el galo, en versión DT, ha devuelto el respeto a un vestidor lastimado que, ante la crítica, siguió ganando títulos. Cinco el año pasado. Y si revisamos ese mismo período tal vez Cristiano tenga razón. La repetición de la Champions, las Supercopas, la Liga y el Mundial de Clubes no están mal. Nada mal. Y si miramos más allá sabremos que la clase de Zizou trascendió de un plano a otro. Si, a lo mejor el juego de los merengues no embelesa, pero los títulos son lo único que, al final, se pone en la vitrina… y de eso puede presumir Zidane, en cualquiera de sus versiones.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.